No cabe duda, que el estilo puede ir cambiando con el tiempo. Así como van cambiando tus prioridades o tu manera de ver ciertas cosas. Ideal que este evolucione y se pula aún más.
 
Por ejemplo, hoy en día está en furor apostarle a un estilo minimalista, ya que muchos reflexionan que no es necesario llenarte de objetos, ni de ropa para ser feliz o reflejar cierto estatus. Todo lo contrario, se considera más ecológico tener pocas piezas, cómodas, confortables, que permitan ser combinadas y que sean atemporales. Esto también aplica para la decoración de tu casa.
 
Lo que si es claro, es que tener definido tu estilo, te volverá más practica la vida, ya que será más fácil elegir qué quieres o necesitas y evitarás que tus atuendos o decoración parezcan un hibrido desordenado.
 
¿Cómo identificar tu estilo?
1. Respóndete cómo te gusta sentirte de acuerdo a tu rutina? Cómoda? Elegante? y así podrás hacer un closet funcional de acuerdo a tus gustos.
2. Tu casa se debe parecer a ti. Es organizada? Funcional? Llena de objetos por todas partes? Ajústala para que tu rutina en ella sea placentera.
3. Has un barrido de tu closet y quédate con esas piezas que amas y que te sirven para combinar con todo.
4. Compra telas y materiales de buena calidad y en lo posible atemporales.
5. Has una lista de las cosas que más te generan placer o confort y ve por ello (puede ser un vela, una lámpara para leer o unos buenos tennis).