Los expertos coinciden es en que su propósito es convertir a alguien normal en un ser excepcional.
Esto se logra mediante la ayuda de un coach: un profesional que tiene la labor de acompañar a las personas a fijar sus metas de manera clara, para posteriormente alcanzarlas. Esto se da mediante un proceso de autoconocimiento, donde se combinan tres aspectos: el cambio, el ser y el hacer y el sentido de propósito, todo con el fin de conseguir la integralidad del ser.
Para Natalia Arias, comunicadora social certificada en Coaching International Life Management, "todos tenemos diferentes aspectos, el espiritual, el laboral y el familiar y también distintos rangos que si no están llenos en tu vida entonces no se puede alcanzar la plenitud',
Pero, ¿quienes requieren coaching? Va direccionado a todo tipo de persona que desee desarrollar, potencializar y mejorar su nivel profesional, fortalecer su carácter, reavivar su capacidad de creatividad e innovación, restablecer la confianza en si misma y en sus capacidades y mejorar la comunicación y las relaciones interpersonales.