Por: Natalia Arias

El vestirte “tono a tono” es escoger un color y jugar con sus tonalidades en todo tu look. Es como vestirte en degrade.

Ejemplo: Escoges el color azul. Para la parte de arriba, usas una camisa azul clara y para abajo, una falda en azul eléctrico, y tus zapatos azul turquí.  Este efecto te hará ver muy sofisticada y chic.

Es aprender a jugar con las tonalidades. Este estilo, le conviene mucho a una mujer de tipología suave. Que tiene el pelo color castaño claro al igual que las cejas, y la piel es clara.  Parece que fuera de un mismo tono, sin grandes contrastes entre su pelo y su piel. Allí es ideal utilizar el look “tono a tono” y lograrás generar un efecto wow!